Desactivar precarga

Estrategias para manejar el dolor causado por la artritis

Foto principal de Estrategias para manejar el dolor causado por la artritis

Estrategias para manejar el dolor causado por la artritis

El término artritis significa inflamación de las articulaciones (artr = articulación, itis = inflamación).

Existen más de 100 tipos diferentes de artritis y enfermedades asociadas, entre las que se incluyen enfermedades que afectan los huesos, los músculos, las articulaciones y los tejidos que las sostienen, siendo las más comunes la Artritis Reumatoide y la Artrosis.

La artritis provoca dolor y rigidez y puede afectar a personas de cualquier edad.

Los signos de advertencia de la artritis pueden incluir dolor, hinchazón, rigidez o dificultad en la movilidad.

A continuación presentamos una serie de prácticas saludables para ayudar a gestionar esta condición.

1. MUEVE TUS ARTICULACIONES

Se recomiendan realizar ejercicios de amplitud de movimiento, de fortalecimiento, aeróbicos y de bajo impacto. El ejercicio es fundamental para las personas que tienen artritis ya que reduce el dolor articular, aumenta la masa muscular y ayuda a combatir la fatiga.


Ejercicios óptimos son:

  • Natación
  • Caminatas
  • Baile
  • Ejercicio aeróbico moderado
  • Ejercicios Norbekov para las articulaciones (Ver video) 

2. MANTÉN UN PESO SALUDABLE

El exceso de peso genera mayor tensión en las articulaciones, especialmente en las rodillas, caderas, espalda y pies. Específicamente en el caso de la osteoartritis, mientras mayor es el peso que soporta una articulación, mayor es la presión que ejerce sobre ella y por lo tanto son más altas las probabilidades de que se desgaste.

Mantener un peso sano e incluso disminuir solo 5 kilos para una persona con sobrepeso, ha demostrado que disminuye hasta en un 50% el riesgo de desarrollar osteoartritis en las rodillas.

En el caso de la artritis reumatoide, se ha demostrado que cuando hay obesidad, aumenta el dolor y la hinchazón, ya que el tejido adiposo genera proteínas que favorecen la inflamación. Además el exceso de grasa puede hacer que algunos fármacos o medicamentos biológicos no funcionen de manera óptima en el tratamiento del paciente.

Por esto, mantener un peso saludable es clave para manejar la artritis.

3. NO TE AUTOMEDIQUES

Existe una gran variedad de medicamentos libres de prescripción médica para manejar el dolor derivado de la artritis. Aunque pueden resultar de gran ayuda para momentos específicos, estos suelen tener efectos secundarios. Por ello, es importante hablar con el médico sobre todos los síntomas para crear un plan de formulación a la medida que funcione para el paciente.

Un plan de tratamiento adecuado es aquel que no solo trata los síntomas como el dolor, sino que revisa la causa de la enfermedad y reestablece la función curativa del propio organismo. Se deberá revisar el estado de la digestión del paciente, el nivel de inflamación general y los hábitos que están incrementando la enfermedad para formular un plan de acción que permita balancear el entorno en el que se ha desarrollado la enfermedad.

4. TERAPIAS DE FRÍO Y CALOR

Las terapias de frío y calor se recomiendan para aliviar los síntomas y específicamente el dolor cuando hay artritis.

Aplicar frio, ayuda a disminuir al inflamación de las articulaciones. Se puede usar una  compresa fría o una bolsa de hielo cubierta con tela durante 15 minutos sobre la articulación inflamada. Esperar 30 minutos antes de aplicar nuevamente.

El calor ayuda a relajar los músculos y a estimular el flujo sanguíneo. Se debe situar una toalla térmica o una bolsa de agua caliente siempre debidamente cubierta. Es importante no exceder la temperatura. La piel no debe arder. Otra alternativa es entrar en una bañera de agua caliente para relajar los músculos.

En SaludDar se realizan tratamientos como la terapia termo-hidratante con minerales, y la hidroterapia con sal de mar que ayudan a aliviar el dolor y reducir la inflamación.

5. INCORPORA ALIMENTOS ANTIINFLAMATORIOS EN TU DIETA

Cuando hay artritis se debe procurar llevar una dieta antiinflamatoria. Específicamente una dieta baja en ácido araquidónico, ya que este promueve las sustancias mensajeras proinflamatorias en el organismo, generando mayor inflamación en las articulaciones. El ácido araquidónico se encuentra principalmente en los alimentos de origen animal como la carne y los embutidos, la leche y sus derivados.

Pescado y aceites: el pescado es un alimento excelente para quienes padecen enfermedades reumáticas inflamatorias. Esto se debe a que el aceite de pescado contiene ácido eicosapentaenoico (EPA), un ácido graso que  promueve la disminución de la inflamación y el dolor. El EPA también se encuentra en el aceite de linaza y las nueces.

Las especias como la cúrcuma, el jengibre y el ajo también son excelentes antioxidantes que ayudan a reducir la formación de sustancias inflamatorias. Los vegetales y frutas de colores vibrantes como la zanahoria o la cebolla roja y los vegetales de hojas verdes también ayudan a proteger las células y disminuir la inflamación.

6. INDAGA SOBRE EL DESENCADENANTE DE LA ENFERMEDAD A NIVEL EMOCIONAL

En la medicina integrativa se entiende al ser humano como la unión de un cuerpo físico, un cuerpo emocional y energético. La enfermedad empieza cuando hay un desbalance en esta unidad. Por ello, es importante entender desde el cuerpo emocional, qué factores están provocando el dolor, la disminución de la movilidad y la inflamación, características de la artritis.

A veces no se trata solo de cambiar un hábito o fortalecer una función bioquímica. Los sentimientos como el resentimiento, la agresividad, o la falta de libertad pueden manifestarse físicamente cuando no son expresados o gestionados con compasión y humildad.

Bien se dice que el cuerpo expresa lo que la boca calla. Aquello que pensamos y sentimos se manifiesta en nuestro cuerpo y en lo que nos rodea. Cuida tu salud emocional para evitar la enfermedad. Empieza por indagar, reconocer y atrévete a transformar tus creencias y tu mundo emocional para sanar.

 

Comparte y comenta para ayudar a más personas a gestionar su artritis con un enfoque integral.

 

Para iniciar el tratamiento de la artritis en SaludDar, agenda una cita al teléfono (7) 6432418 o 3167400103 (también atención por WhatsApp) o haz clic en el botón "PEDIR CITA" ubicado en la barra superior de la página.

 

 

Compartir:

Participe y comente esta publicación

Chatea con nosotros por WhatsApp
imagen un solo asesor
Atención al usuario